martes, 4 de noviembre de 2014

La tercera época de FR: por qué, cómo y quienes somos

Con la publicación de este texto arrancamos la tercera época de Fanzine Rolero, una revista independiente cuya importancia durante estos 6 años puede medirse cuantitativamente: en cuanto las reseñas de juegos yankies que se han adelantado a su publicación en España, la cantidad y extensión de sus artículos; o la cantidad de juegos propios o traducciones, con maquetación completa.

En este texto os contaremos cómo irá la revista a partir de ahora, el por qué de esos cambios y, por si eres nuevo, también qué somos, de donde venimos. Por Alex Werden


¿De qué estilo es Fanzine Rolero?

Por supuesto, en cuanto al formato, sus temas o los juegos que hemos abordado... ya es cuestión de gustos y objeto de discusión absurda. Pero lo obvio de ese peso antes mentado salta a la vista y la discusión sería absurda porque hay una razón práctica (y probada en la experiencia) de por qué nos organizamos así. En cuanto temas, si no tratamos tal o cual sistema o juego... hazlo tú, que somos un proyecto abierto y a ver si así reclutamos más gente de tus preferencias si alguien los trata antes. Nos han querido ver de revista indie en el sentido de mecánicas y juegos, teniendo módulos de Llamada de Cthulhu, D&D o RuneQuest. Si no hay más porción de esto es meramente porque aquellos que colaboran andan en otros juegos, no existe línea editorial que imponga qué entra y qué no.

¿De dónde venimos?

De donde salimos es algo bien conocido, pero la memoria en Internet es escasa y la puerta giratoria con aficionados que salen y entran acelerada. Yo era ayudante en la edición de la extinta revista NOSOLOROL, dejé de trabajar con dicha editorial en asuntos de logística y entre los nuevos cambios que se imponían en su portal estaba el de cerrar su revista. Así que cuando monté Rolero.net, un portal en torno de la nueva tienda virtual de mi librería de entonces, lo hice en términos anarquistas (que no anárquicos) en forma de cooperativa y lo mismo que contenía como foro a SPQrol y una biblioteca de descargas de material fan de rol, se trató la falta de una revista que, por falta de alguien más que supiera llevar aquello, terminé dirigiendo yo aunque en un consejo de pares que fueron sumándose.

Los principios constitutivos eran sencillos y casi diría que aprendidos del escarmiento más que de la mera praxis, primero, debía no depender de editorial alguna, sino de quienes la trabajan. Segundo, era conveniente rehuir el duro trabajo de maquetar en HTML o gráficamente en PDF para evitar quedar descolgados sin un maquetador que lo dejara saturado de trabajo siendo el cuello de botella (que fue lo que acabó con la revista de Inforol o la primera The Freak Times) y facilitar que los contenidos quedaran indexados en buscadores para poder consultarse fuera de actualidad. Por último, era 2007 cuando planteábamos aquello y ya era tiempo (e incluso muy tarde) de aplicar lo que era la web 2.0 y que eso de no poder comentar los contenidos directamente era tan viejuno como comunicarse con nosotros enviando una carta con sellos.

No había manera de ponerse de acuerdo con un nombre válido para todos y que abarcara todo los contenidos y temáticas del catálogo de rol de entonces. Así que nos quedamos con Rolero, porque era algo de rol ¿no? y el nombre del portal; y con lo de Fanzine porque era una revista sin ánimo de lucro de aficionados. Fanzine Rolero, por ser salomónicos y empezar de una vez en 2008. La calidad y profesionalidad que alguno quiere quitarnos por el simpático (y ad hoc) nombre creo que está demostrada, pero son opiniones, supongo.

Cerrada mi librería y estado visto que le tocaría lo mismo al portal, remontamos la revista en el dominio de Arcano13.com, estudio creativo al que pertenezco y que daría que hablar, pero nos centramos en la revista. Aprovechamos la ocasión para darle algo de diseño al espartano SPIP que usábamos (un sistema francés para foros), mejorar el sistema de descargas y combatir el spam galopante de bots variados. Ahí arrancamos la segunda época. Es importante el momento porque siempre tuvimos en cuenta que ahorrábamos maquetar para dedicarnos a revisar los contenidos extirpando erratas y dando consejo cuando nos dejaran hacerlo a los editores, y dispusimos una estupenda herramienta para ello con el foro interno.

Hay quien cree que los editores andan para decir que sobre que se escribe y qué se opina. Bueno, también se decía que los soviéticos recibían las directrices del Partido de boca de Satán. La verdad es que nos toca buscar fotos, cuidar donde se pone una negrita y explicarle a alguna que ha pasado por aquí que si expones un artículo de opinión insultando a aquellos de quienes difieres, no va a haber un feedback sano a dicho artículo. Cosas, así, hacemos un servicio.

La clave de la segunda época es hacer reunión y trabajo de edición en abierto para los redactores pudiendo todos opinar sobre textos e ideas para ellos, coordinarse repartiéndose tareas y no limitándonos a mensajes privados o correos. Hacerlo en comunidad en un foro solamente para colaboradores.

¿Qué supone la tercera época de la revista?

La tercera época viene como manera de actualizarse (el SPIP, pobre, se testaba en otros dispositivos usando una PSP, no existían ni las tablets ni los smartphones) tanto como para solucionar problemas de gestión. Con el tiempo se hace difícil salir en fecha por completar los zócalos de contenidos, que es como llamamos a que cada Portada mensual (de mes lunar) contenga en la revista unas tres reseñas, al menos un módulo un Taller de Juegos y algunas cosas más. Nadie paga ni encarga los contenidos, así que contamos con qué nos llega y algunos tipos de colaboraciones han de esperar a publicarse mientras que otras por llegar retrasaban la salida de todo el conjunto. Urgía hacer algo respecto al problema y lo más sencillo si lo piensas, era romper esa estructura que imponía tales necesidades.

Desde ahora Fanzine Rolero publicará de forma periódica, pero no esperando todo un mes, sin preocuparse de que debería tener un módulo o un ensayo más para cuadrar un sumario. No, vamos a esquivar esos requerimientos que nos retrasaban e ir publicando pensando en semanas y no en meses habiendo también tanta impaciencia en el caso de algunos autores, y lo que es tan importante como lo primero: vamos a explotar plenamente las redes sociales como herramienta de promoción y hacer previews.

Ya empecé a trabajar con ello en la época anterior comprobando su utilidad. Aún no habrán declarado que estamos en los tiempos de la web 3.0, pero ahora todo es cosa de rular enlaces aquí y allá. Todo el mundo difunde a través de su perfil en redes sociales tal como hacíamos nosotros en el auge de los blogs, aunque para bien o para mal, escriben menos presentando el material.
Enfrascado en comprobar como funcionaban estos mecanismos mientras editores más capaces que yo cuidaban contenidos, observaba como el salir de golpe con todo a la vez venía a eclipsar algunos de nuestros contenidos. Módulos muy, muy buenos y trabajados no daban que hablar al lado de un descargable traducción de material USA y rediseñado e ilustrado por nosotros. Había que anunciar previamente y distribuir cada contenido por separado para que obtenga su justa atención y eso haremos.

Ahora bien, si la edición de Fanzine ya daba mucho trabajo y pocas alegrías, administro yo solo su presencia en Facebook, he cubierto mis metas y todo aquello que te lleva a pensar dejarlo... ¿podré sostener lo que me toca? Bueno, ahora ando mejor de salud y se supone que nada de todo esto me toca hacerlo solo.

La nueva plataforma

¿Por qué estamos ahora en Blogger? Bueno, es otra decisión salomónica. Era muy sencillo dejarlo al llegar a una cifra redonda como las cincuenta portadas lunares (que no números) como otros han hecho ya, demasiado sencillo. Lo complicado es alguien que pueda tirar de esto igual o que ese peso se reparta más entre todos. Cabía hacer el mantenimiento más liviano lo mismo que dejar limpio el piso si piensas mudarte.

Debatimos y estudiamos el asunto mucho, dedicamos el verano a ello en el foro interno. Los cambios y el mantenimiento que necesitaba el SPIP para los cambios de la tercera época no eran muy practicables sin un webmaster dedicado al que (otra vez más) no se le puede pagar, y el SPIP necesita actualizarse para ser seguro y personalizarse cuando se hiciera cada vez. Tocaba eliminar una necesidad más.

Blogger ofrece un filtro estupendo contra antispam robótico (el negocio de su patrón, Google depende de que le paguen por anunciarse esos bichos son sus enemigos) y una buena integración con la red social que es propiedad de su patrón (G+), aparte de que no se necesita manejar código para funcionar con sus sistemas. Por añadir más, aporta hosting para las fotos y el material gratuitamente y una interfaz cómoda que recuerda a la los procesadores de texto al uso. En el subforo técnico nos pasábamos el día aconsejando leerse el manual del SPIP.

Si el mentado sistema francés nos facilitaba el que los propios autores pudieran subir sus textos e imágenes, a los editores hacer de correctores y luego publicar cuando esté listo siendo su fecha ¿Que diferencia esa dinámica de la de un blog colaborativo? En formato no, estaba claro, quizás en la extensión de contenidos o ser habituales los descargables hechos en casa, pero no era nada que blogs desaparecidos como Encuentros Aleatorios no hubiesen organizado ya.

Concluyendo

Y por eso estamos aquí y así. No hay más misterio. Seguimos siendo los que somos y cómo somos, abiertos a todo tipo de colaboraciones. Cuento con seguir mi trabajo haciendo conocer FR al otro lado del charco y que sigamos ofreciendo materiales. Hay un problema con la base de datos del SPIP que viene a ser todo nuestro trabajo anterior de estos años: distintos experimentos en plataformas como Joomla nos demostraron que no había compatibilidad al 100%, que siempre estaríamos pendientes de hacer ajustes a mano. Bueno, pues iremos subiendo por aquí TODO lo publicado anteriormente a mano, e iremos pues despacito y con buena letra. Nunca me ha dado pereza el trabajo a hacer, lo que suele molestarme es que no me de tiempo para todo y que no se conozca más.

Pues bien, está es mi solución salomónica para los problemas de la anterior época, debatida durante meses. Habrá cosas a afinar sobre la marcha, como la cabecera o la forma de hacerse con los descargables; pero aquí estamos y nos queda un rato todavía.

5 comentarios:

  1. Mis mejores deseos para esta nueva etapa. Ya he incluido el blog en mis RSS roleros para no perderme ninguna actualización. Buen Camino.

    ResponderEliminar
  2. Mucha suerte para esta nueva etapa. Procedo a añadir la dirección al blogroll, y a seguiros atentamente :).

    ResponderEliminar
  3. Mucha suerte con la siguiente época. No me lo pienso perder. Para mí es una referencia obligada.

    ResponderEliminar
  4. Animo en una nueva etapa!! Nuevo sitio para tener en cuenta.

    ResponderEliminar