viernes, 10 de marzo de 2017

Rol en Vivo Modular: El Banquete

Ya hemos tenido la ocasión de probar el rol en vivo modular con El Ascensor, pero como no es nuestra intención de quedarnos estancados ahí, se hace necesario presentar nuevas plantillas de juego. En esta ocasión os traemos una que espero os deje con buen sabor de boca: El Banquete.

El comer como acto social siempre ha estado presente a lo largo de la historia, desde los banquetes sumerios regados con cerveza, las bacanales romanas, los pantagruélicos festines medievales e incluso las más modernas cenas de gala. En todas estas ocasiones se celebraba algún acto de importancia mediante una cena o comida.


La acción de compartir la comida es simbólica y a la vez promueve la unidad entre los comensales, es por ello que se han llevado a cabo tanto celebraciones como tratados de paz y negociaciones de todo tipo frente a unas buenas viandas o durante la sobremesa.

Así pues un banquete nos da la posibilidad de reunir a un grupo de personas con algo en común y crear fácilmente una historia alrededor de una mesa, lo cual nos justifica el emplearlo como eje central de una partida. Por Cirtheru.



Para esta plantilla mantendremos una estructura similar a lo visto anteriormente, teniendo en cuenta parámetros como el Lugar y la Reserva de Personajes.

Lugar

El lugar define algo tan simple como donde se celebra el banquete, así como la razón del mismo. De este modo tendremos descripciones como: ’Festín en Palacio para celebrar la Investidura del Emperador’ o ’Cena de Acción de Gracias en la casa de los Smith’.

Reserva de Personajes

Todos los personajes que preveamos se puedan encontrar presentes durante el banquete.

Zona de Juego

La zona de juego puede variar enormemente, desde una simple mesa a un salón plagado de ellas, o incluso la posibilidad de que los jugadores se encuentren de pie.
Uno de los principales inconvenientes de permanecer sentado a una mesa es la dificultad de hablar con las personas que se encuentran más alejadas. Esto, pese a ser inconveniente en muchas situaciones podemos hacerlo jugar en nuestro favor aprovechando las posibilidades interpretativas que nos brinda (mensajes secretos e interacción bajo la mesa, buscar excusas para levantarse, etc..).
Por ejemplo, en las bodas resulta frecuente sentar a todos los niños en una mesa aparte de modo que disponen de más libertad de acción quedando en buena parte fuera del control de sus padres. En esta plantilla la distribución de los comensales alrededor de la mesa puede resultar determinante en ciertas ocasiones.

Ideas para Partidas

Fiesta de Aniversario: ya sea un cumpleaños o las bodas de plata de un matrimonio. 
Primera Comunión o Bar Mitzvá: el joven da un paso más en su religión, mas interesado en los regalos que otra cosa. 
Acción de Gracias o Nochebuena: la familia y amigos se reune cada año. 
Banquete de Boda: hay mucha gente que no asiste a la ceremonia. 
Cena de Empresa: ya sea celebrando un aniversario o una cena de negocios. 
Gala Benéfica: con la intención de recoger donaciones para alguna empresa solidaria.

Podemos encontrar innumerables ejemplos de banquetes en la historia y el arte: ’La Última Cena’, las ’Bodas de Caná’, en el ’Tito Andrónico’ de Shakespeare, o cuadros como el ’Banquete de Tereo’ y el ’Banquete nocturno en la mansión de Han Xizai’; incluso en el cine tenemos ejemplos como ’La cena de los Idiotas’, ’La gran Comilona’ o ’Festen’ del danés Vinterberg..

Como veis variedad donde elegir no nos falta, como ejemplo de esta plantilla he optado por una partida de humor a caballo entre los Monthy Python y los Hermanos Marx.


La Penúltima Cena


Foto: Marcos López

El argumento básico de esta partida consiste en que Jesús y sus colegas han decidido pegarse una fiesta de dimensiones bíblicas para celebrar la pascua, tan simple como eso. No tiene una linea temporal muy compleja y no va más allá de llegar al restaurante, sentarse, hacer el pedido, comer, pagar la cuenta y marcharse. Muy sencillo.. ¿verdad? Claro está, si es que nadie olvidó hacer la reserva, se dispone de suficiente efectivo, etc.. a fin de cuentas está en manos de los jugadores complicar el desarrollo de la partida todo lo posible para mayor diversión de todo el mundo.

La idea de ’La Penúltima Cena’ surge del sketch de los Monthy Python ’Miguel Angel y el Papa’, así como de la escena de la última cena de ’La loca historia del mundo’ entre otras parodias.

Para perpetrar esta partida tan solo precisareis de una mesa amplia con variedad de viandas y bebida y un grupo de gente con ganas de divertirse y mucho ingenio.

En ésta ocasión con la intención de promover un ambiente festivo y caótico propio del camarote de los hermanos Marx repartiremos los personajes al azar hasta que todos los jugadores tengan un personaje (en realidad no creo que pase nada porque Jesús no se reparta inicialmente si se diera el caso), dejando a un lado al resto para uso posterior.

Rotación de Personajes

Todos sabemos que en Pascua la ciudad de Jerusalén es un absoluto caos, así que algunos de los invitados se han perdido por el camino, entretenido con cualquier cosa, etc.. la cuestión es que no todos han llegado a tiempo e irán apareciendo a lo largo de la partida con alguna excusa peregrina.
De este modo, los jugadores en cualquier momento con la excusa de ir al baño, salir a por tabaco, asegurarse de que no le han multado por tener a la mula en doble fila o cualquier otra razón que se les ocurra pueden ’salir de escena’ y entrar con un nuevo personaje de la reserva (o incluso inventado si se diera el caso).

Esta acción podrán realizarla tantas veces como les venga en gana siempre y cuando quede bien y ayude a potenciar el caos de la partida. Un personaje que se encuentre fuera de escena vuelve a la reserva para poder ser retomado de nuevo por el mismo jugador o cualquier otro que así lo desee.

La Penúltima Cena es una partida de rol en vivo sin pretensión narrativa alguna, simplemente una excusa para disfrutar de una cena divertida con los amigos y sumergirse en el ambiente del loco Siglo I y sus diálogos de besugos. Es por ello que no especifico una duración determinada para la misma, en principio una vez se acabe la cena (desayuno o merienda, lo que quiera que toque en el momento.. de hecho en el playtest llegamos a jugar ’El Último Almuerzo’) se podría dar por concluida la partida, después de los postres o el café. Sin embargo hay personajes con cierta historia y objetivos que pueden dar pie a un final post-sobremesa algo más clásico y convendría tenerlo en cuenta para darles la posibilidad de intervenir si así lo desean.

Sin más os dejo con la reserva de personajes de esta Penúltima Cena confiando en que os siente bien al estómago.

Enlaces de descarga






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada