sábado, 1 de abril de 2017

Paranoia JdR: Misión Arklay

Tras ver tantas adaptaciones de juegos a zombis, de mesa, de cartas… Me pregunté que por qué los esclarecedores se enfrentaran a una crisis zombi. Lo primero que me vino fue la idea de Resident Evil (la original), la mansión Arklay (donde se desarrolla la historia del uno) y Raccoon city. Desgraciadamente no podía embarcar a los clones en una salida turística hacia Raccoon pasando por las montañas Arklay, así que decidí que fuera el nombre del subsector (sector Raccoon). Desgraciadamente (como se me hizo saber con posterioridad), no podía tener tantas letras, cosa que sabía pero que no sabía cuanta libertad tenía para poder hacer cambios en las reglas. Alex Werden fue el que tuvo la gran idea de ponerle al sector el nombre de BOW (Biological Organic Weapon) que en Resident Evil hace referencia a cualquier criatura que haya sido deliberadamente infectada por un agente como el T-Virus, el G-Virus o el C-Virus con el propósito de convertirse en un arma biológica (arma bioorgánica, como se las llama en la serie). Así que me pareció una excelente idea.


Partiendo de ahí, podíamos hacer que la búsqueda del sector se pareciera a encontrar los datos en las instalaciones (como en la primera película… más o menos). Con esto, el esqueleto de la historia estaba casi completo. Faltaba “putear” lo suficiente a los PJ para que no tuvieran ni un instante de descanso, y por eso puse lo de las cosas que “los sucios mutantes traidores comunistas” nunca harían.
A partir de aquí todo fue bastante sencillo: zombis, supervivientes, Wesker (otra referencia a Resident Evil) y por supuesto la “corporación sombrilla”, que estuve a punto de nombrar “corporación paraguas”, pero creo que “sombrilla” da una sensación de más cutrez. El resto es una típica aventura de Paranoia , que posiblemente acaba mucho antes que todo el texto que puse hasta terminarlo (pero hay que terminarlo). Por Doctor Alban



Enlaces de descarga

Desde 4Shared

Desde Dropbox

Desde MEGA




No hay comentarios:

Publicar un comentario